Respira


Respira

Hay dos habilidades que conforman la meditacion, la primera la cual es física que es el aprender a relajar nuestro cuerpo rápidamente. La segunda que es cognitiva, el prestar atención. Ya que son habilidades debemos practicarlas para poder volvernos masters en ellas, esto lo podemos lograr haciendo ejercicios breves en varios momentos al día. 

La relajación muchas veces es tomada como un estado cercano al sueño, pero no necesariamente es esto, sino que a mi parecer es el no tener tensión en nuestros músculos y nuestra mente en calma, esto podemos hacerlo en cualquier momento de nuestro día y no necesariamente en una tumbados en la cama o sentados con los ojos cerrados. 

Si comenzamos a tener mas consciencia sobre nuestro cuerpo, generalmente nos encontraremos con tensión muscular en alguna zona de nuestro cuerpo y en ciertos momentos del día. Cuando comprendas como relajar tu cuerpo, entonces te tomará menos de un minuto volver a esa línea base y cada vez será mas fácil encontrar cuando hay tensión. Al no ser conscientes de las tenciones que aparecen en nuestro cuerpo a lo largo del día, se van manteniendo, gastamos mas energía y luego nos preguntamos porque tenemos dolores en ciertas partes del cuerpo, como espalada o cuello. 

El poder entrar en relajación también te da beneficios mentales y emocionales, cuando estamos tensos, nuestra mente comienza a dispersarse y salta de un lado a otro de manera muy rápida, ni siquiera permitiéndonos reconocer nuestras emociones. Pero cuando dejamos las tensiones a un lado, le permitimos a la mente estar mas en calma, enfocarse en lo que esta haciendo y tener mas autocontrol, con nuestra mente mas trnaquila también somos capces de reonocer mucho mejor nuestras emociones.

Una manera de relajarnos fácilmente es la respiración, por eso dicen que el que maneja su respiración, maneja su vida. Bueno pues la respiración nos conecta con nuestro sistema nervioso, cuando estamos tensos no inhalamos el sufímente aire, cuando corremos o tenemos que escapar de algún peligro tomamos respiraciones cortar, pero rápidas que hace que nuestro sistema nervioso se active, puedes hacer el ejercicio cuando necesites activarte, comienza a respirar rápidamente y observa que pasa en tu cuerpo. Entonces, cuando quiera relajarte debes hacer lo contrario, tomar respiraciones largas y calmadas, recuerdan cuando pequeños nuestra madre nos decía “cuenta hasta diez” cada vez que estábamos enfadados o quería que nos tranquilizáramos, bueno pues esta era la razón, de este modo le mandamos una señal a nuestro sistema nervioso para que este tranquilo, aquietamos la mente, relajamos los músculos.  

Hay 1 comentario

Add yours