Cualquier momento​ puede ser sagrad​o


Cualquier momento​ puede ser sagrad​o

Aprovechar los momentos que tenemos para aquietar nuestra mente es algo increíble, uno de los momentos donde de algún modo estamos en una “meditacion forzada” es cuando vamos por ejemplo en el auto, muy pocas veces nos damos la oportunidad para estar sentados, en calma, observando hacia una dirección, aquí tenemos una gran oportunidad para conectar con nuestra respiración y reflexionar en silencio. 

Con esto quiero que entiendas que incluso algo tan mundano como es el conducir nuestro auto, estar sentados en el autobús o si quiera caminar de vuelta a casa, se puede volver un espacio sagrado. Cualquier momento en el que nos encontremos a solas o incluso con una persona amiga que tenga ideas parecidas a las nuestras, estos momentos los podemos convertir en espacios sagrados. Asi que quiero darte algunas ideas para que puedas crear un espacio sagrado: 

Date un momento para desactivas las notificaciones y silenciar tu celular, antes, durante y después de este espacio sagrado es mejor mantener tu teléfono en silencio. 

Considera una limpieza semanal del lugar donde puedes tener tu espacio sagrado, por ejemplo, el auto, algo que nos da la practica es poder mantener la calma bajo cualquier circunstancia, sin embargo, mucho necesitamos tener un espacio limpio que nos ayude a avanzar a la dirección que deseamos. 

Aprovecha los momentos donde tengas privacidad para conectarte con un mantra, rezar, orar o incluso cantar en voz alta. Los mantras van desde sonidos simples como “Om” hasta citas cortas y moderadas que nos ayudan a enfocarnos. Por ejemplo hay una cita de Pema Chödrön que dice “Tú eres el cielo. Todos los demás, es solo el clima”. 

Aprovecha al máximo si puedes poner música en tu móvil o sonido del auto para escuchar música de alta vibración o música que te relaje como cuencos tibetanos, sonidos de la naturaleza, lo que nos puede llevar a una meditacion en movimiento. 

Prueba la aromaterapia. Puedes tener contigo algunos aceites esenciales y tan solo oler un poco en estos momentos ayuda a tu mente a relajarse y entrar en un modo meditativo. 

Observa, observa y observa. El admirar todo lo que nos rodea nos hace tener sentimientos de gratitud y compasión. Al observar conscientemente podemos ver mas allá de lo simple, admirar toda la creación de la divinidad. 

Comienza realizando ciertas acciones conscientes a diario, por ejemplo, tomar te o café, que ese momento te reconforte, puedes observar la taza donde esta servido, su temperatura, como huele y como sabe (mindful eating). 

Llenar nuestra vida de estos momentos hace que valoremos mas las pequeñas cosas que hacemos en nuestro diario. Llenándonos de paz, tranquilidad y la posibilidad de tener un mejor día. Recuerda que la vida no es mala, la vida es y todo depende de como la experimentes. 

Hay 1 comentario

Add yours