Dale valor a lo real

Hoy en día con toda la tecnología, todo el trabajo, la productividad, el querer siempre estar “ocupados” nos olvidamos de darle un valor real a la vida.